En Villamayor de Santiago… La terna en hombros

Villamayor de Santiago (Cuenca)- Martes 7 de Septiembre, 2021. Casi lleno en el aforo permitido. Toros de Salvador Domecq, justos de presencia, que han resultado mansos y descastados; algunos con sospecha de cornicure. El quinto tan pronto salió al redondel se inutilizó y tuvo que ser devuelto y le sustituyó otro de la misma ganadería; aunque también debió haber sido devuelto el que abrió plaza. El tercio de varas fue un simulacro.

Curro Díaz: Oreja y dos orejas.

López Simón: Dos orejas y oreja.

Mario Sotos: Oreja y dos orejas.

___________________________________________

Los maravillosos aficionados de Villamayor de Santiago merecen que los toros sean mejor presentados y con mayor garantía en cuanto a las notas de tienta que sustentan a cada toro. Hasta donde se entiende el euro vale lo mismo ahí que en las llamadas grandes plazas de primera.

Los toros de Salvador Domecq ha estado muy justos de presentación y varios de ellos con sospecha de cornicure; al margen de esto el denominador común ha sido la mansedumbre y el descastamiento por lo que los toreros tuvieron que hacer todo y mucho más.

Curro Díaz tuvo un primero que desde salida mostró invalidez, por lo que debió haber sido devuelto, el propio público se lo exigió al presidente pero desoyó la exigencia de que en el ruedo debe rondar la integridad y mantuvo al astado.

Curro lo lanceó con suavidad, porque así había que llevarlo, con pinzas para que no claudicara. La faena de muleta fue el compendio de la paciencia lidiadora y la serena inteligencia, para extraerle pases impensables. Tras un certero estoconazo el público exigió merecida oreja.

Su segundo algo se dejó más, por lo menos anduvo con sosería y deslucimiento, y Curro volvió a lancear con cadencia, mientras que su faena tuvo episodios de una lentitud asombrosa siempre adelantándose a las mansescas intenciones de bovino. Después de otro estoconazo paseó ante la admiración del respetable dos orejas.

López Simón hizo dos faenas pulcras a dos mansos ejemplares. Con su primero dejó series plausibles que entusiasmaron al público por lo que al final cortaría dos orejas; mientras que con el quinto bis, su faena fue correcta con ambas manos. Vino la espada y cortó una oreja.

Mario Sotos, tuvo un complicado primero al que insistió para extraerle pases meritorios. Era una desesperación ver la mansedumbre del toro y el inobjetable entusiasmo de Mario por consumar una importante faena. Al final, el esfuerzo recibiría como premio una oreja.

Con el que cerró plaza, el que más se dejó -si cabe- estructura una faena que anuncia una intensa tauromaquia, dejando con ambas manos trazos de importancia. Pinchó y luego un espadazo para conquistar dos orejas.

Al final, los tres toreros salieron en hombros ante los vítores de tan extraordinaria afición.

___________________________________________

___________________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________