En Gijón… La Quinta por encima de los diestros

Gijón.  Viernes 13 de agosto de 2021. Se lidiaron toros de La Quinta bien presentados, destacaron el segundo, tercero y cuarto. Casi lleno dentro del aforo permitido.

Finito de Córdoba: Silencio y saludos desde el tercio con división de opinión.

Álvaro Lorenzo: Oreja y saludos.

Ginés Marín: Oreja y oreja.

Detalles:

Saludó la cuadrilla de Álvaro Lorenzo en el segundo y Puchi en el quinto.

Ginés Marín debutaba. Todos los toros aplaudidos en el arrastre.

________________________________

Quién nos iba a decir que cuando nos despedíamos en 2019 de la Feria de Begoña tardaríamos dos años en volver a pisar El Bibio. Pero así es y volvimos a la plaza para ver la primera corrida con un hierro que no deja de triunfar en Gijón: los santacolomeños toros de La Quinta, con Álvaro Lorenzo en el cartel. Los dos últimos triunfadores de Gijón.

No estuvo el toledano a la altura de los toros, al igual que sus compañeros de cartel, los tres pudieron haber estado mejor. Pero hubo muchas cosas destacadas en la tarde. Cuando Lorenzo y Marín apretaron a sus toros, sacaron lo mejor de su repertorio.

Pero vayamos por partes. Álvaro Lorenzo recibió a su primero con un saludo capotero por verónicas rematando con una media. Solo le picaron una vez al toro que se enceló en el caballo, la cuadrilla tras una muy buena actuación en el tercio de banderillas saludó desde el tercio.

Ya con la muleta el toledano, saca lo mejor de su toreo cuando le aprieta. Es una faena que no termina de calar en el tendido y es volteado al entrar a matar sin consecuencias.

En el quinto no hubo mucho que destacar más que la buena voluntad de agradar y a un Puchi que estuvo muy bien en banderillas obligado a saludar.

Esperaba más de Ginés Marín, quien venía de buenos e importantes triunfos, pero que tampoco remató su tarde a pesar de salir a hombros por la puerta de cuadrillas. A su primero lo recibe por delantales a pis juntos, quita por chicuelinas y tafalleras y la faena la arranca de rodillas con una arruzina. La faena no termina de llegar a un nivel esperado y mata de un espadazo sin puntilla al toro.

Comienza la faena al último de la tarde con doblones por para mandar al toro, pero solo saca lo mejor cuando le manda por bajo. Recoge otra oreja.

Finito volvía a Asturias tras dejar claro en una entrevista en un periódico local de sus intenciones. No iba a engañar a nadie. Había anunciado una bronca que se oiría desde la tierra de su mujer hasta Córdoba, o una faena importante. Por suerte y por desgracia se quedó en el medio.

Estuvo con ganas de agradar al público, a su primero le sacó detalles bonitos. Le dio tres medias por el derecho para pintar tres carteles de toros. Con la muleta, sacó algunos detalles de gusto.

Pero de donde casi pasamos de las pequeñas musas a la bronca fue en el cuarto. Estaba en su sitio durante la lidia, llegando a hacer el quite a uno de sus banderilleros que estuvo a punto de ser cogido en el burladero Le pegó tandas de mucho gusto, relajado.

Le fue sacando muletazos por la izquierda de uno en uno, pero con ese poso de 30 años que tiene, con conocimiento. Dándole tiempo. Pero del regusto de Finito pasamos en un breve espacio de tiempo a una situación muy habitual en el cordobés. Al matar se empeño en la suerte natural, y el tiempo se le echó encima con dos avisos que casi mandan al toro al corral con un tercero, haciendo que el público se enfadases y al saludar desde el Tercio tuviera división de opiniones.

_________________________________________________________

_____________________________

_____________________________

@javiovetense 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________