Marcel Yábar y la determinación de los jóvenes toreros peruanos

Marcel Franceso Yábar Pajuelo, es un muchacho limeño acabado de cumplir dieciocho años de edad. Como en muchos otros casos, la proximidad de su entorno familiar con la actividad taurina le ha marcado definitivamente.

Desde niño vio y olió el aire del toro. Siendo que sus abuelos son criadores de bravo y sus tíos comisionistas de carnes de reses bravas, no resulta difícil imaginarlo entre los ambientes de las plazas y en el campo, desde su niñez.

Esto, sumado al creciente entusiasmo que despierta en los jóvenes de hoy el surgimiento de dos toreros peruanos contemporáneos de talla mundial, propició en Marcel la determinación de seguir el camino —lleno de ilusión— que lo conduzca a convertirse en torero.

Me dice que “… hay cosas que uno las sabe por qué se dan y otras no; en mi caso, yo sí sé lo que quiero ser” y le pregunto: ¿sabes también a lo que te enfrentas, no solo es un impulso esto? Medita en silencio un instante su respuesta.

“No será fácil pero lo tengo muy claro. Seré torero y quiero llegar como matador de toros a lo más lejos que pueda”

Fanático del baile y la música; empero, cuando recibe una llamada para irse a repasar vacas “lo dejo todo y me junto con la gente, así nomás no hay tantas invitaciones” —enfatiza.

—¿Cómo inicias esta aspiración por convertirte en matador de toros?

“Bueno, tras poder conocer un poco más de cerca las corridas de toros, pude vivenciar el vínculo emocional que desprende la lidia de los toros. Recuerdo que fue un verano, en el que opté por llevar clases de toreo, a cargo del matador Victor Hugo Garavito. Luego quedó como una afición, hasta que un día ví a un grupo de personas entrenando cerca a mi casa aquellas personas pertenecían a la escuela taurina de Miguel Zapata es allí en dónde quiero volver a querer formarme”

—¿Quiénes influyeron en tu determinación?

“Una de las personas a la que siempre tengo presente es el matador Carlos Ramírez quién me brinda consejos para bien mío, también al banderillero Eduard Jorge con el que tengo un vínculo fuerte de amistad; asimismo, al matador Kuntur Alfaro que me brindó aoyo en el campo”

—¿Qué esperas lograr en esta carrera?

“Espero poder disfrutar tanto del campo como la forma de vida que lleva el ser matador de toros, obtener la técnica requerida para poder tener solvencia , y tener más a fondo esas sensaciones de transmisión con el público”

—Provienes de un entorno ligado a la actividad taurina, coméntanos.

“Claro, mi abuelo Washington Pajuelo organizaba corridas en el departamento de Ancash y también fue criador de ganado bravo, siendo partícipe de esto mis tíos Elmer Pajuelo y Willy Pajuelo, hijos de mi abuelo.

“En la actualidad mi tío abuelo Marco Pajuelo y mi tío Willy Pajuelo se dedican a criar ganado pese a la situación que se atraviesa me pudieron brindar hasta el momento la lidia de toros y vacas, lo que me sirvió bastante para poder desenvolverme en éste ámbito se los estaré siempre agradecido”

—¿Consideras que ya empiezan a mejorar las cosas en nuestro país para los jóvenes?

“La verdad que sí, pude entrar a un cartel del concurso Arequipa busca un torero 2020 el cuál dejó a más de uno con las ganas de concursar”

—¿Cuáles son tus referentes en el toreo mundial?

“Tiendo mucho a mirar a los maestros Morante de la Puebla, José Mari Manzanares y Joaquín Galdós que me gusta mucho en el campo”

—¿Cuánto tiempo del día le dedicas a tu entrenamiento o preparación?

“Empiezo corriendo cinco kilómetros por la mañana, luego por las tardes entreno de salón aproximadamente 45 minutos para finalizar el día corriendo dos kilómetros. Entreno de salón media hora”

—¿Con quién entrenas o estás en alguna escuela?

“No pertenezco a una escuela pero trato de aprender en los tentaderos y de las personas que puedan brindarme conocimientos, esa es una de mis desventajas, pero tengo por seguro que pronto podré dominar mejor la técnica y avanzar”

—¿Quiénes son los chicos de tu promoción, hay varios nombres, digamos una nueva hornada que marcará el rumbo a futuro.

“Mis amigos, aunque más los considero mis hermanos porque los conozco bastante y pudieron darme buenos consejos, son Julio Alguiar, Israel Flores, Gregorio Morales y Saúl Ilizarbe. Todos ellos con las mismas ilusiones mías. Estoy seguro que seguirán dando de hablar y espero poder vivenciar este camino a su lado, ya sea compartiendo un cartel o una conversación sobre los objetivos que pudimos alcanzar como toreros”

—¿Algo más para conocer de tu vida personal?

“Soy de padre y madre ancashinos (Ancash) quienes me apoyaron desde que les dije que quiero ser matador de toros. Suelo mucho caminar escuchando música al presentar bajones en mi vida, la música me sirve para disipar los momentos cuesta arriba. Uno de mis hobbies es bailar todo tipo de música, soy muy acomedido a todo; me gusta nadar bastante y cuando se trata de aventuras en campo, ni qué se diga”

“Actualmente estudio la carrera de Derecho también optando por tener una educación más amplia.

“Mi familia es muy unida y quiero agradecerles por transmitirme tanta seguridad, su aliento es algo que valoro mucho”

—Gracias torero, agrada confirmar tu madurez y determinación, han pasado cuatro años desde la última entrevista que tuvimos.

“En verdad, gracias a usted, siempre apoyándonos a todos nosotros con su prestigioso medio Toros en el Mundo”
_________________

_______________________

Fotos galería: Gonzalo Yanallalli

____________________________________

@TorosenelMundo_ 

___________________________________________________________________________

Entrar a ver el programa de televisión TOROS EN EL MUNDO TV

___________________________________________________________________________